Crestas de silencio




Macanao es un intenso relato que se encuentra en el libro de cuentos titulado Creí que me besarías antes de partir, de la escritora venezolana Ana María Velázquez. Macanao relata una historia de amor y desencuentro, contada en primera persona por una mujer anónima. Ella, desde esa voz sin nombre, narra el recuerdo de una memoria anclada en una paradisiaca región al oeste de la Isla de Margarita. La indagación pertinaz de la protagonista se esparce de manera multiforme a lo largo de todo el relato, y entabla un diálogo con el dolor. En Macanao podemos percibir, a través de esa enigmática voz, una especie de arritmia, una conjura asistemática de lo que sería el acto de amar. 

El ritmo de la narración se da a partir de una órbita aislada en la que sólo existen Carlos y la mujer que va dando cuenta de una terrible reminiscencia. Ellos han vivido en Macanao mecidos por el vaivén de las olas, imagen en la que se presiente la existencia como un ritmo que va y viene sin previo aviso. Ana María Velázquez nos descubre a una mujer que escarba en temas que conectan con resonancias culturales, espirituales, y sociales, entre otras que se nos presentan ancladas en zonas ancestrales de nuestra existencia. Este cuento, narrado con una profunda sensibilidad, traza bitácoras de mundos que palpitan en cada imagen que la protagonista evoca.

La mujer que regresa a Macanao, abrumada por la pérdida del hombre amado, muestra sin rodeos el espectro de la desintegración de un amor marcado por el silencio de Carlos. “Su camisa blanca, mojada y llena de arena, en la mano ennegrecida por el sol, de un pescador, fue el último mensaje que Carlos me envió, para que supiera que me había dejado para siempre”. Esas palabras dan cuenta de la dimensión monstruosa del extravío amoroso. La realidad que se expresa mediante la incorporación de datos del mundo exterior se resuelven en una corriente en la que confluyen un aquí y un ahora que forjan una realidad autónoma y paralela, la cual es a un tiempo, réplica, parodia y crítica de la realidad exterior. 

El recorrido de la protagonista por una geografía de su memoria no se propone demostrar o responder nada, sino dejar un testimonio de su soledad, de la contingencia como un accidente impredecible que no está sujeto a ningún tipo de orden preestablecido y, por tanto, obedece a sus propias leyes. La acción se manifiesta mediante elementos dinamizadores como el viaje a Macanao, las vacaciones, las tertulias en la casa de Florinda, el canto de los pescadores, el silencio de Carlos, la lluvia y el erotismo, entre otros motivos, que le otorgan un movimiento constante a la historia.

Ana María Velázquez ganó el “Premio nacional de Poesía Alejo Moreno”, San Joaquín, Estado Carabobo, Venezuela, 2009. También se hizo acreedora del “Premio de Narrativa del IV Festival literario ucevista”, Caracas, 2003.

Creí que me besarías antes de partir, es uno de sus libros de cuentos, publicado en el 2009 bajo el sello editorial Areté Editora y Autores venezolanos. Tiene publicado otro libro de cuentos Con los ojos abiertos, en el Fondo Editorial del Ipasme, Caracas, 2008. Ha sido colaboradora de varias revistas literarias desde 2001. Sus cuentos han sido publicados también en la ciudad de Cuenca, Ecuador.

Para conocer más acerca de la obra narrativa y otros trabajos literarios de esta escritora visitar su Blog: http://anamariavelazquezanderson.blogspot.com/



2 comentarios:

Ana María Velázquez dijo...

Muy sensible esta bella reseña, gracias!

Carmen Cristina Wolf, Escritora dijo...

Creí que me besarías... y Con los ojos abiertos de Ana María Velásquez,dos libros apasionantes, magistralmente escritos. Es una gran narradora venezolana

top